Con partida en Rosario, Argentina y llegada en Santiago de Chile, pasando por Bolivia. Así se proyecta la prueba tuerca para el próximo año en su sexta edición en nuestro continente, la participación de estos tres países entrega bastantes posibilidades para que este año la prueba no solo pase Dakar 2013 moto cirril

Etienne Lavigne y Gregory Murac, director y relacionador internacional del Dakar, respectivamente, llegaron a Santiago a primera hora del lunes para conversar con el representante del gobierno chileno, el subsecretario de Deportes, Gabriel Ruiz Tagle.

La estadía de los funcionarios de Amaury Sport Organisation (ASO) fue breve y no hubo tiempo para rodeos. Quedan sólo 10 días para el anuncio del trazado de la próxima edición, a realizarse en el Club Aéreo de París, y a ambas partes les urgía ratificar compromisos recíprocos.

Para el director del Instituto Nacional de Deportes (IND) era indispensable asegurar que el país esté presente en la prueba, como lo prometió el Presidente Sebastián Piñera en el cierre de la última edición, al frente del Palacio de La Moneda.

Nada era seguro, especialmente después de las versiones de varios medios de prensa extranjeros, que indicaban que Chile se quedaría fuera del mapa dakariano.

Aunque en las oficinas de calle Fidel Oteíza se encargaron de desmentir cada uno de esos trascendidos, su optimismo requería del respaldo de los organizadores franceses.

Esa primera meta se cumplió durante los primeros minutos de diálogo. Lavigne y Murac confirmaron que Chile seguirá como parte de la ruta del Dakar en su sexta versión sudamericana, que largará desde Rosario.

Posteriormente, Chile confirmó que está en condiciones de mantener su inversión en el evento, del orden de los seis millones de dólares (cinco para ASO y uno en gastos de organización).

Con este monto, el país aspira a quedarse con la meta de la próxima carrera, tal como ocurrió este año. De no ser así, el aporte baja en dos millones de la divisa estadounidense.

La apuesta chilena por quedarse con el final del trazado por segundo año seguido luce bien encaminada. Tal como informó la prensa peruana durante la semana pasada, su país quedará fuera del recorrido para 2014 y sólo podría retornar el año subsiguiente, una versión para la cual también están considerados países como Ecuador y Colombia.

Así, Argentina, Bolivia y Chile serían los tres países presentes en la próxima edición. Todo indica que se repartirán un hito de la carrera cada uno, con la largada en Rosario, el día de descanso en Bolivia y el final en Chile.

En el IND deben aguardar unos días para conocer el resultado de las negociaciones, pero la ausencia de Perú apunta a que se puede esperar una respuesta positiva para los próximos días.
Reunión con Morales

Por su parte, las autoridades de ASO se retiraron inmediatamente del país y regresaron a Francia, donde hoy se reunirán con el Presidente de Bolivia, Evo Morales. Ayer, el mandatario tuvo un encuentro con su par galo, François Hollande, y aprovechará su estadía en París para sellar su inclusión a la prueba.

“Efectivamente, vamos a reunirnos con la dirigencia del Dakar”, ratificó el mandatario, quien viajó acompañado de Juan Ramón Quintana, ministro de la Presidencia y principal encargado de negociar con ASO.